913 770 647 [email protected]

¿Qué gastos implica renunciar a una herencia?

Renunciar a una herencia no es una decisión que se tome a la ligera. A menudo, detrás de esta decisión, hay razones de peso, ya sean personales, económicas o legales.

 Pero, ¿sabías que incluso renunciar a una herencia puede implicar ciertos gastos? Sí, has leído bien. El proceso de sucesión y herencia está regulado por una serie de normativas que también abarcan la renuncia.

Plazos de la herencia

Consideraciones previas

 

Antes de entrar en materia, es crucial entender que: la renuncia a una herencia debe ser total, expresa y formal. 

No puedes elegir qué partes de la herencia aceptas y cuáles no. Además, una vez que renuncias, no hay vuelta atrás.

¿Por qué renunciar?
Las razones pueden ser variadas: desde evitar deudas hasta conflictos familiares. Sea cual sea tu motivo, es importante asesorarte bien antes de tomar una decisión

Gastos asociados a la renuncia

 

Renunciar a una herencia no es simplemente decir “no la quiero”. Implica una serie de trámites legales que, por supuesto, tienen un coste.

1. Asesoramiento legal
Lo primero y más importante es buscar asesoramiento legal. Este profesional te guiará a través del proceso y te ayudará a entender todas tus opciones.

Los honorarios pueden variar significativamente, así que es recomendable consultar varios para encontrar el que mejor se ajuste a tus necesidades y presupuesto.

2. Notaría
Para que la renuncia sea efectiva, debe realizarse ante notario. Esto implica la redacción de una escritura de renuncia.

Los costes notariales pueden variar, pero es una parte esencial del proceso.

3. Impuestos
Aunque estés renunciando a la herencia, podrías tener que enfrentarte a ciertos impuestos.

Por ejemplo, si has recibido algún bien de la herencia antes de decidir renunciar, podrías estar sujeto al Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Es vital consultar a tu asesor legal para entender completamente tus obligaciones fiscales.

Antes de renunciar a una herencia consulta un asesor legal

Consecuencias de la renuncia

 

1. Deudas heredadas

Una de las razones más comunes para renunciar a una herencia es evitar asumir las deudas del familiar. Sin embargo, es importante saber que la renuncia no te libera automáticamente de las deudas que pudieras haber co-firmado o garantizado.

2. Beneficiarios sustitutos

Al renunciar, puedes renunciar a favor de algún heredero, siempre y cuando no consten en tu línea de sucesión y esté nombrado en el testamento. Por ejemplo un padre que renuncia a la herencia pero en el testamento pone que será sustituido por sus herederos, en este caso pasaría a los nietos, directamente.

O renunciar pura y simplemente, y lo que hace es acrecentar la herencia en el reparto que se haya puesto en el testamento a todos los herederos.

La ley determina quién será el siguiente en la línea de sucesión. Esto podría resultar en que la herencia termine en manos de alguien que no era del agrado del familiar o del renunciante.

¿Vale la pena renunciar?

 

La decisión de renunciar a una herencia es profundamente personal y varía según cada situación.

Antes de tomar una decisión, es crucial sopesar los pros y los contras, considerar todos los gastos asociados y consultar con un experto o profesional.

Si lo prefieres, te llamamos nosotros. Cuéntanos.

11 + 1 =