913 770 647 [email protected]

Planificación de herencias y sucesiones

Los hijos son herederos forzosos

¿Quieres asegurarte de que tus seres queridos estén protegidos cuando ya no estés? ¿Quieres evitar conflictos y disputas entre ellos después de tu muerte? La respuesta puede ser tan simple como hacer un testamento.

Planificación

 

Sorprendentemente, sólo el 15% de los españoles tienen un testamento, lo que significa que sólo ese 15% ha planificado su herencia y distribuido su patrimonio

En lugar de centrarse en el dinero y los bienes materiales, debemos centrarnos en lo personal. Hacer un testamento no es sólo una manera de ordenar nuestro patrimonio, sino de ayudar a nuestros seres queridos y evitar futuros problemas entre ellos.

Aunque un testamento no es una solución universal y no evita todos los problemas, es una forma de ayudar a conseguir mejores resultados. Si no haces un testamento, la sucesión se regirá por las reglas generales, y la distribución de los bienes hereditarios será según la normativa legal.

Además, hay algunas cuestiones importantes a tener en cuenta, como la legítima, que limita la capacidad del testador para disponer de su patrimonio. En el derecho civil común, un tercio de la herencia será para los legitimarios, como descendientes. Sin embargo, con un testamento, puedes distribuir tus bienes como consideres adecuado.

Hacer un testamento es una forma de proteger a tus seres queridos y asegurarte de que tus deseos se cumplan, como designar un tutor para tus hijos o establecer condiciones para la distribución de la herencia.

Otras opciones y aspectos a tener en cuenta

 

Además del testamento, hay productos financieros que te pueden ayudar a planificar tu herencia, como seguros y planes de pensiones. Habla con un asesor patrimonial para obtener más información sobre estos productos y decidir cuál es el mejor para ti.

También se ha de contar con el aspecto fiscal. El impuesto sobre sucesiones ha aumentado en los últimos años en determinadas comunidades autónomas, y es necesario planificar tanto los aspectos civiles como los fiscales para evitar una carga impositiva demasiado elevada.

Un testamento fiscalmente eficaz y la utilización de otras herramientas de planificación, como donaciones en vida o pactos sucesorios, pueden ayudar a reducir las cuotas.

.

 

documentación para hacer testamento

Estrategias para hacer testamento

 

Si no hemos planificado nuestra herencia, aún podemos minimizar los impuestos a través de alternativas como atomizar la herencia o renunciar a un prelegado. En líneas generales estas estrategias benefician de la siguiente forma:

  • Donaciones en vida: En España, las donaciones en vida están sujetas a un impuesto sobre donaciones, pero existen exenciones y reducciones de tributos para aquellas donaciones realizadas entre cónyuges y entre padres e hijos. Además, la frecuencia de las donaciones también puede tener un impacto en la tributación.
  • Pactos sucesorios: Los pactos sucesorios son acuerdos entre los herederos en los que se establecen las condiciones de la transmisión de bienes y derechos después de la muerte. Estos pactos pueden ser muy útiles para la planificación de la herencia ya que permiten a los herederos acordar cómo distribuir los bienes y evitar conflictos.
  • Atomizaciones de herencias: La atomización de una herencia significa distribuir los bienes de una herencia entre varios herederos en lugar de transferirlos a un solo heredero. Esto puede resultar en una menor tributación porque los límites máximos para la tributación por herencia son más altos para cada heredero individual en comparación con la tributación por herencia a un solo heredero.
  • Renuncias de prelegado: En España, el prelegado es un derecho de una persona a recibir una parte de la herencia antes de que se distribuyan los bienes entre los demás herederos. Si un heredero renuncia a su prelegado, esto puede resultar en una menor tributación porque el valor del prelegado se reduce y, por lo tanto, también lo hace la base imponible para el impuesto sobre sucesiones.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada situación es única y es necesario valorar cada situación fiscal y comunidad autónoma donde se produzca para determinar la estrategia más adecuada para cada caso.

Si lo prefieres, te llamamos nosotros. Cuéntanos.

15 + 13 =