913 770 647 [email protected]

Herencias sin herederos: ¿Qué sucede cuando no hay beneficiarios?

La sucesión intestada en España. Qué es y cómo funciona

Cuando alguien fallece sin dejar testamento o cuando no hay herederos legítimos, se produce lo que se conoce como sucesión intestada. La sucesión intestada se rige por el Código Civil, que establece un orden de herederos en función de la relación de
parentesco con la persona fallecida. Este orden es el siguiente:

    • Hijos y descendientes
    • Padres y ascendientes
    • Cónyuge o pareja de hecho (en función de la legislación autonómica)
    • Hermanos y sobrinos
    • Resto de parientes hasta el cuarto grado

¿Y si no hubiera parientes?

Si no existen herederos en ninguno de los grados de parentesco mencionados, la herencia pasa al Estado. En este caso, los bienes del fallecido se incorporan al patrimonio del Estado, y este se encarga de liquidar las deudas y hacer frente a las obligaciones fiscales.

Impuesto de Sucesiones y Donaciones: la tributación en herencias sin herederos)

La tributación en herencias sin herederos también se rige por la legislación española, en concreto, por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Hay que tener en cuenta que se debe hacer frente al pago del impuesto, que varía en función de la comunidad autónoma en la que se encuentren los bienes.

firma de testamento

¿Pueden reclamar la herencia los parientes lejanos?

Los parientes hasta el cuarto grado (por ejemplo, primos hermanos) pueden reclamar una herencia intestada. Sin embargo, deben hacerlo dentro de un plazo determinado, desde la fecha del fallecimiento.

Si no se presenta ninguna reclamación, la herencia se considera vacante y pasa al Estado.

La importancia de hacer testamento y planificar la sucesión

Para evitar que una herencia quede sin herederos y pase al Estado, es fundamental hacer testamento y planificar la sucesión. De esta manera, podrás asegurarte de que tus bienes sean distribuidos según tus deseos y de que tus seres queridos reciban lo que les corresponde.

En resumen, cuando no hay herederos en una herencia, la legislación establece un proceso de sucesión intestada que, en última instancia, puede llevar a que los bienes pasen al Estado.

Para evitar esta situación y garantizar que tus bienes sean distribuidos  según tus deseos, es fundamental planificar la sucesión y hacer testamento.

Si necesitas ayuda en este proceso, no dudes en consultar a un profesional especialista en herencias y sucesiones, quien te guiará en la elaboración de tu testamento y te ayudará a comprender las implicaciones fiscales y legales de tus decisiones.

Además, es importante estar informado acerca de las leyes y regulaciones en materia de sucesiones y herencias en tu comunidad autónoma, ya que pueden existir particularidades o diferencias en la tributación, entre otros aspectos.

Imagen de pressfoto en Freepik

Si lo prefieres, te llamamos nosotros. Cuéntanos.

2 + 15 =